martes 9 de marzo de 2010

Las Chicas Superpoderosas


Las Chicas Superpoderosas:
salvan al mundo antes de irse a dormir

Por Guido E. Maltz






“Azúcar, flores y muchos colores. Éstos fueron los ingredientes elegidos para crear a la niña perfecta, pero el profesor Utonio agregó accidentalmente otro ingrediente a la fórmula: la Sustancia X. ¡Y así nacieron Las Chicas Superpoderosas! Con sus ultra-superpoderes, Bombón, Burbuja y Bellota dedican sus vidas a combatir el crimen y las fuerzas del mal”.

¿Cómo olvidar esa presentación del programa? Una introducción brillante que en menos de dos minutos nos cuenta quiénes son las protagonistas, resume de qué va el show y adelanta al espectador qué es lo que se va a encontrar. The Powerpuff Girls (conocidas en América Latina como Las Chicas Superpoderosas) fueron las nenas más mimadas de Cartoon Network de los últimos quince años. Tuvieron seis exitosas temporadas (desde 1998 hasta 2005) e incluso se dieron el lujo de tener su propia película.

Su creador en la ficción fue el antes nombrado Profesor Utonio, pero su padre verdadero fue Craig McCracken, entonces un estudiante universitario de arte y animación. Las superchicas nacieron a finales de los años ’90. Inspirado en el Batman de Adam West, en Mister Magoo, en George of the Jungle (George de la Selva) y –por supuesto– en el animé japonés, la idea de McCracken era presentar el proyecto en Cal Arts, la Universidad de California. En un primer momento las bautizó como las Whoop-Ass Girls (algo así como Las Chicas Rompeculos). Su idea era que fuesen “un éxito entre universitarios veinteañeros que fuman marihuana”. Dentro del ámbito universitario Craig conoció a Genndy Tartakovsky. Juntos trabajaron en Two Stupid Dogs (Dos Perros Tontos) para los estudios Hanna-Barbera; más tarde McCracken fue segundo de Tartakovsky durante la elaboración de Dexter’s Lab (El Laboratorio de Dexter). Finalmente le tocó el turno a McCracken de estar a cargo de un proyecto: fue creador, redactor e incluso director de varios capítulos de las seis temporadas de Las Chicas Superpoderosas. Después de todo, era lo más lógico que el (único) padre tuviese patria potestad sobre sus hijas.

De las influencias reconocidas por McCracken, tal vez la más importante sea la del animé japonés. Esto salta a la vista con sólo prestarle atención a los rasgos de las heroínas: boca diminuta, nariz inexistente… ¡y miren sus ojos! Las pupilas les ocupan casi toda la cara. El mismo Mojo Jojo, el peor enemigo de las chicas, tiene ascendencia oriental: en el audio original, su voz recuerda a los doblajes al inglés de los malos en las películas japonesas.

Y ya que hablamos de clichés, en tanto parodia, el programa entero estaba repleto de homenajes y guiños cómplices a los lugares comunes de las series y películas de superhéroes. Empezando por los ultra-superpoderes de las tres niñas (extra-fuerza, velocidad sónica, capacidad de vuelo, visión calorífica y láser, aliento de hielo) y pasando frases del estilo “¡no tan rápido…!” (más el nombre del villano de turno), no podemos olvidar los clásicos prólogos y epílogos del narrador. Los estereotipos dicen presente a la hora de caracterizar a los personajes: El Alcalde de Saltadilla es el típico líder político de historietas infantiles que siempre se ve superado por los (súper) problemas de su ciudad; Mojo Jojo como el paradigma del malvado resentido que planea conquistar el mundo; la señorita Belo es la hermosa e inteligente asistente del alcalde, la famosa “gran mujer detrás del gran hombre” a la que nunca vemos la cara.

¿Pero qué hay de las chicas? Al momento de su nacimiento las tres ya tenían cinco años y sabían hablar. Bombón es la más inteligente y centrada de las tres; el cerebro del equipo. Bombón es líder nata; es la encargada de tomar las decisiones por las tres superpoderosas. En su tiempo libre se dedica a estudiar chino. Tal vez su mayor defecto sea que de vez en cuando se toma demasiado su rol de jefa. Por su parte, Burbuja es la única de las tres que se comporta con la dulzura propia de una niña de su edad; ella es el corazón del grupo. Sensible, infantil y muy amable, ella se divierte pintando con crayones y le tiene miedo a la oscuridad. Finalmente está Bellota, la chica dura. Como contrapartida de la inofensiva Burbuja, Bellota es agresiva, reaccionaria y violenta; lo suyo es la fuerza bruta y los enfrentamientos directos con los malos. Siempre anda con cara de pocos amigos y es, por lejos, la más peleadora. Esconde sus sentimientos debajo de una coraza impenetrable; odia las demostraciones de afecto… pero en el fondo es tan sensible como sus hermanas.

Detrás de una estética naif, tramas sencillas y personajes inocentes se escondía una genial dinámica humorística que permitía que Las Chicas Superpoderosas pueda ser disfrutado por auditorios de edades muy dispares. Lo que en apariencia era simple y hasta ingenuo, con una vuelta de tuerca más se convertía en un chiste que, en ocasiones, sólo era comprendido por el público más maduro; todos los episodios están llenos de gags de este tipo. Además, y pese a lo lineal de las historias, tenemos que remarcar que no por ello dejaban de ser efectivas.

Pero también hay una película: The Powerpuff Girls Movie. Fue estrenada en 2002 y la dirigió el mismo McCracken (quien también participó de la escritura). El film cuenta la historia del surgimiento de las chicas, su difícil adaptación a una ciudad no preparada para albergar a tres habitantes con superpoderes y su enfrentamiento con Mojo Jojo. A grandes rasgos se trata de un primer episodio muy largo; tal como sucedió durante toda la serie, la película contiene decenas de gags, escenas de acción y esa estética tan característica. En la versión doblada al español de América Latina las voces de la serie se mantienen todas.

Cualquier prejuicio sobre la serie o la película no resiste una re-pregunta; Las Chicas Superpoderosas demuestran que los mejores programas son los que no hacen distinción de género o de edades. “Y una vez más, todo está bajo control gracias a Las Chicas Superpoderosas”.


Título: Las Chicas Superpoderosas, la película.
Dirección: Craig McCracken.
Producción: Donna Castricone.
Guión: Craig McCracken, Lauren Faust, Don Shank, Amy Rogers
Reparto (entre paréntesis el doblaje para América Latina):
Bombón: Cathy Cavadini (Cristina Hernández),
Burbuja: Tara Strong (Maggie Vera),
Bellota: E.G. Daily (Rossy Aguirre),
Mojo Jojo: Roger L. Jackson (Enrique Cervantes),
Profesor Utonio: Tom Kane (Martín Soto),
Narrador: Tom Kenny (Sergio Gutiérrez Coto).
País: Estados Unidos.
Año: 2002.
Géneros: Animación, acción, aventura, comedia.
Duración: 73 minutos.
Distribución: Warner Bros. y Cartoon Network.





0 comentarios: